Menu Close

Nutrición para evitar la depresión

Según un artículo publicado en la Revista Mundial de Psiquiatria, existen algunos alimentos “antidepresivos”

Por la doctora Carla García Blumenkron

El cerebro es un órgano más de nuestro cuerpo e igual que los pulmones y el corazón, también puede enfermarse. Por esto, acudir con el médico ante la manifestación de algún síntoma, es lo más indicado.

Los trastornos mentales son muy frecuentes, a veces no se logran diagnosticar adecuadamente porque para algunas personas es difícil acudir con un psicólogo o psiquiatra.

De estas afecciones, la depresión es la que se presenta con mayor frecuencia, sobre todo en ciudades y zonas urbanas. Por esta razón la investigación científica comienza a enfocarse más en el tratamiento de esta enfermedad y terapias coadyuvantes.

La depresión involucra a la persona total: cuerpo (física), alma (la mente, voluntad y emociones) y el espíritu (donde residen nuestras necesidades internas más profundas), donde la persona es incapaz de experimentar el gozo.

Sabemos que es importante buscar terapia integral: medico- espiritual, pero ¿que hay con la alimentación? ¿Podrá ayudar una alimentación balanceada a mejorar los síntomas depresivos?

La investigación en requerimientos nutricionales, súper alimentos, microbióticos, fitonutrientes, entre otros, se ha intensificado en los últimos años. Se ha descubierto, mediante las evidencias, que la alimentación y la nutrición tienen un papel muy importante, incluso terapéutico en diversas enfermedades.

Según un artículo publicado en la Revista Mundial de Psiquiatria, existen algunos alimentos “antidepresivos”.

Se ha llegado a esta definición por medio de estudios. Los cuales se han basado en la evidencia de diferentes nutrientes, que en nuestro organismo pueden tener un efecto preventivo de la depresión. Han demostrado la disminución de los síntomas depresivos hasta en 40% con tratamiento y consejería nutricional.

Como resultado, se encontraron doce nutrientes “antidepresivos”: folatos, hierro, ácidos grasos omega 3 de cadena larga (EPA y DHA), magnesio, potasio, selenio, tiamina, vitamina A, vitamina B6, Vitamina B12, Vitamina C y zinc.

Los alimentos con más nutrientes benéficos para la depresión de origen animal son: ostras, vísceras, hígado, mariscos. De origen vegetal: berros, espinaca, mostaza, rábanos, lechuga, nabos. Sin embargo, no es muy común consumir este tipo de alimentos.

Existen muchos tipos de dietas que buscan mejorar nuestra salud. Después de analizar varias de ellas (tradicional, mediterránea, occidental, moderna) se ha llegado a la conclusión de que lo más recomendable es disminuir el consumo de alimentos procesados.

Seleccionar alimentos basados en su valor nutricional tratando de cubrir los requerimientos diarios de verduras y frutas.

Por último, evitar consumir calorías excesivas. Se recomienda una dieta balanceada con al menos 400 gr. de vegetales, frutas y granos. Estos deben ser variados, de diferentes colores.La flora intestinal es muy importante para la salud mental. La fibra y los fitonutrientes son importantes en la flora intestinal.

Los fitonutrientes son compuestos derivados de las plantas como el licopeno y quercetin, son antioxidantes y son importantes en los procesos inflamatorios y de la respuesta inmunológica  en nuestro cuerpo, se encuentran en los vegetales, frutas, cereales, legumbres, granos, frutos secos.

Los colores vibrantes de las frutas y verduras se deben a los fitonutrientes.

Verde: alfalfa, berro, perejil, espinaca, romero, soya, menta.

Rojo: tomate y cereza.

Violeta: uva, grosella, frambuesa, zarzamora, blueberries y arándano.

Blanco: cebolla

Naranja: naranja, pomelo, limón, mandarina, cúrcuma y caléndula.

Para las personas con depresión la incorporación de una dieta variada, balanceada y completa, a la terapia psicológica, es de gran ayuda para la recuperación.

“Dios hizo la hoja para medicina” (Ezequiel 47:12). Así como lo vemos en este versículo, parte de la medicina para nuestro cuerpo es la adecuada alimentación. Esta es la razón por la que Dios creó una gran variedad de frutas, vegetales y organismos que nutren nuestras células.

Tenemos la posibilidad de incorporar a nuestra alimentación diaria, alguno de estos elementos, ya sea en licuados, guisados, cremas, smoothies, como guarnición, etc.

Existen muchas recetas que pueden ayudarnos a complementar nuestra alimentación.La depresión es una enfermedad que en muchas ocasiones se presenta por cómo respondemos a las desilusiones en nuestra vida. Afecta directamente a la salud de nuestro cuerpo, no solo mental sino también de forma física.

Por medio de su Palabra, Dios nos anima a restaurar la salud de nuestro espíritu, alma y cuerpo.

“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo, y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo” (1 Tesalonicenses 5.23).

Hagamos lo que nos toca para recuperar la salud. “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 2).

Foto: Diana Gómez

Tal vez también te interese leer:
Defiende tu salud comiendo     (consejos para establecer hábitos alimenticios sanos)
Secretos de una buena alimentación    (Descubre el valor de algunos alimentos)
Aprovecha las leguminosas    (Descubre las ventajas de este alimento)
Cómo asegurar una correcta alimentación    (Toma decisiones que te benefician)
La dieta de La zona    (Una opción de dieta)
Salud integral     (Descubre qué cosas son parte de esta salud)
Razones de peso para moverte     (Si aún no encuentras el estímulo adecuado, lee este artículo)
Cómo hacer cambios verdaderos     (Estos consejos pueden serte útiles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *